viernes, 4 de marzo de 2011

UN PASEO POR EL CUYALARET

CUYALARET (2.286 mts)


Tiempo de ascensión: 1 hora y diez minutos.
Tiempo de descenso: 1 hora.
Desnivel: 556 mts.




Una excursión, pues no se le puede llamar de otra manera, es lo que hice el pasado sábado 26 de febrero. El Cuyalaret, con 2.286 mts, es otra de las fáciles cumbres a las que se puede acceder en el Circo de Aneou. Sin niguna dificultad técnica y sin requerimiento físico. Un paseo después de estar en cama dos días.

La salida desde el parking del Portalet. Eran las 10 de la mañana y venía de chuparme casi 45 minutos de atasco desde Biescas hasta Escarrilla. Cuando no madrugas, te tragas las colas de los que quieren esquiar. Y quiere esquiar todo el mundo, en el mismo sitio y desde primera hora.

La temperatura era muy agradable. Unos 3º con ligera brisa, lo que me permitió salir con dos capas y disfrutar del paseo. Casi no había gente esa mañana que tomara mi dirección. Tan sólo un grupo de 8-10 personas que veía bastante arriba.

La ruta de subida
Es una ascensión, en subida muy tendida, a excepción de dos empinadas palas al final que te hacen resoplar algo más, pero sin problemas. Lo mejor es disfrutar de las vistas mientras subes.

Subida suave sin casi huellas. A disfrutar.

A la derecha..... el Peyreguet (2.487 mts),
próxima cita, y el Midi vigilando a su espalda.

Como me suele ocurrir en este tipo de salidas, el cuerpo me pide tirar. Debe de ser que me sube alguna hormona que tiene que ver con la idiotez, pero es así, y me pongo a tirar a todo lo que me de el cuerpo. Luego, llego como llego. Y pensé que estaría bien llegar a la cima y estar a solas un rato. Así que tenía que adelantar al grupo que se veía a lo lejos... y a por ellos que me fuí.

El grupo que iba por delante de mi.
Ultima rampa antes de la cumbre....vacía.
Y, efectivamente, los adelanté y llegué a estar a solas en la cumbre, con todo para mí. Un momento de soledad del que disfruto especialmente.
Espelunciecha, Arroyeras, Culibillas, Aneyet y Vértice.
El cresterío hasta la canal Rota.
Como mi autofoto era patética una y otra vez, no me quedó más remedio que esperar a los que había adelantado y pedirles, por favor eso sí, una foto.

Baturro a babor. Foto cimera.

Comer un bocata de lomo -nada de barritas que tengo 40 años-, charlar con la gente, un par de tragos a la "negra" y para abajo. Antes tuve que explicarles que la cima en la que estábamos no era Peña Blanca, era el Cuyalaret. Enfín, un error de varios cientos de metros....

Un último y lamentable intento de autofoto.

En el descenso  se veían entrar nubes negras desde Francia y desde Astún que poco a poco fueron cerrando todo el cielo.

La zona del parking ya recibía nieve.
Una vista atrás y casi no se distingue la cima.
Durante el descenso, como suele ocurrir en estos casos de tiempo nublado, no se veía el relieve, así que tuve que descender con tranquilidad por aquello de no darme un trompazo de nivel 10. Y en eso me puse, a bajar silbando haciéndome autofotos.

Abajo, una cerveza en la frontera y a casa a tomarme un paracetamol. No obstante el resfriado que arrastraba mereció la pena.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada