domingo, 12 de enero de 2014

TUROLENSES POR EL MUNDO: LAPONIA I

LAPONIA:
LA LLEGADA.



Dos meses que no pasaba por el blog. Mucho tiempo. Dos meses que no hago nada destacable, aunque quizás trabajar sea en estos tiempos, algo digno de destacarse. Apunto he estado de cerrar el blog por vergüenza torera. Mi cuñao -Chemimillas- y  Eduardo -Diario de un caminante- entre otros, diciéndome que me pusiera las pilas…., así que voy a intentarlo -mi cuñao se ha pasado a la inmediatez de facebook mientras que Eduardo está a pleno rendimiento con su blog con entradas muy chulas-.

Dos meses sin actividad en el monte, pero que he podido cubrir con el viaje que ahora cuento. Llevabamos varios años pensando en llevar a Aitana a que conociera a Papá Noel y estas Navidades se han dado las circunstancias propicias para ello, así que hicimos las maletas y nos fuimos rumbo a Laponia  -Finlandia-. ¡Joer,…. qué emoción!


Este es un viaje de ilusión que está preparado para que los niños disfruten y para que los mayores se vuelvan un poco niños. Este es el planteamiento de partida. Si no lo tienes claro, mejor no ir.

Cuatro horas de vuelo hasta Rovaniemi no son nada. En coche, Valencia-Broto son 4:30 sin paradas, así que en menos de lo que canta un gallo, nos plantamos en el aeropuerto oficial de Santa Claus a las cuatro de la tarde, en una fantástica….."noche cerrada" a -1ºC.


Doble sorpresa al llegar. 

Primera: A las 3 de la tarde ya es noche cerrada y el cuerpo pide explicaciones…, ¡o cenamos o dormimos, que es muy tarde! Esta situación nueva para todos, nos obligará durante todo el viaje a esforzarnos por recordar dónde estamos. Vamos a tener 4 horas de luz…, no de sol.

Segunda: ¿-1ºC?…. ¿pero no estamos en el Círculo Polar?…. En un viaje al desierto, en la frontera entre Túnez y Libia, me llovió. Pues en esta ocasión hemos cogido una ola de calor. Si voy a un pajar me clavo la aguja seguro. La parte buena es que las actividades no las haremos a -40º C como el grupo que vino en el puente de diciembre.

Nosotros no nos quedamos en Rovaniemi, vamos unos 150 Km más al norte y a unos 30 Km de la frontera con Rusia. Nuestro destino es Salla: In the middle of nowhere… "En medio de ninguna parte". Una hora y media de camino por una carretera completamente helada hasta un "centro vacacional"…, un Benidorm en Laponia: Sallatunturin Tuvat…, algo así como las "Cabañas de la montaña de Salla"…, o eso creo. 


Deshacer las maletas, husmear por la cabaña, probarte el equipo térmico -muy glamuroso-, conocer los alrededores, cenar y dormir que es lo que nos pedía el cuerpo. Muchas horas de nervios.






Y conocer la cerveza del lugar, por supuesto.


La cabaña sencilla con mobiliario IKEA pero equipada con chimenea, sauna y secadora de ropa térmica. Muy sencilla…., mucho. Pero acogedora y caliente    -suelo radiante y radiadores-.








Las actividades comenzaban tarde, a eso de las 10 para aprovechar las horas de luz desde el primer momento. Nos movíamos en grupos de 30-40 personas que, en destino, se dividían en dos subgrupos y tenías la sensación de estar casi solo. Esto se agradece.

Estuvimos cuatro días enteros.

Primer día: Conocer a Papá Noel y motos de nieve para niños.
Segundo día: Excursión en trineo de renos, granja de renos y esquí de fondo.
Tercer día: Excursión en trineo de huskies, película y fiesta de nochevieja.
Cuarto día: Excursión en motos de nieve de mayores y tarde de Spa.

¡Comienza el viaje!….


4 comentarios:

  1. Bienvenido de nuevo Jorge, ya se te echaba de menos, no creas que no. ¡Y haces la vuelta por todo lo alto! Menudo viaje tan chulo, para recordar toda la vida, sobre todo Aitana.

    ResponderEliminar
  2. Menuda soba que te habrás dado para limpiar el teclado ..., ya era hora. Menudo viaje más chulo que os habeis metido, además yo pensaba que estária mucho màs lejos, pero oye que cuatro horas no es nada, y la esperencia que os llevais todos, y sobre todo Aitana, no hay dinero que pueda pagarlo, un saludo, y dale caña ¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Carlitoooooos: ¡Cuanto pensamos en vosotros!….ya lo sabéis ¿verdad?

    David: Yo también tenía ganas de volver y os he seguido con envidia…., pero de la mala, mala. Jajajaja. Es un viaje impresionante que no se olvida…, es cierto. Gracias por seguir visitándome.

    Eduardo:…jajajaja, es verdad, teclado lleno de pelusa. A ver si tengo suerte y comienzo este mes a salir un ratón. Tu has ido a tope, ya te he visto. No me olvido de lo nuestro…, y es verdad, no hay dinero para pagar la cara de mi hija viendo a papá Noel.

    Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar