lunes, 6 de septiembre de 2010

CAMINANDO CON AITANA. FRAGEN.

DE FRAGEN A BROTO

Miembros de la expedición:

Aitana 5 años.
Alberto 8 años.
Carlos, Marga, Mª José y Jorge: Este dato es irrelevante.



Carlos, yo mismo, Marga, Alberto, Aitana.....

.....y Mª José.
Todavía no hemos descubierto
el disparador automático
Datos técnicos:

Distancia: 2’5 Km.
Tiempo: 1 hora.
Desnivel: 230 metros.
Dificultad: Muy fácil.


La expedición se puso en marcha en lo que viene siendo una hora normal con niños: las 11:00 h. Osea, con el sol en todo lo alto.

Aitana, una de las jefas de la expedición
El coche lo dejamos en un parking que Fragen había habilitado en la entrada y atravesamos el pueblo descendiendo por sus calles en dirección a la fuente. Allí, obligado “abrevar” y mojarse un poco. Aitana y Alberto mandaban.
La fuente
Aitana y Alberto jugando en la fuente
El campanario de Fragen
Fragen y Broto están conectados por dos caminos distintos, el que seguimos nosotros que nos llevó por los altos del Sorrosal y acababa en el mismo Broto o el que desciende por el valle entre campos y acaba en la carretera, un kilómetro antes de Broto. Nuestra opción discurrió por lo que llaman las Arripas -el entorno rocoso del tramo encañonado del río Sorrosal que se encuentra antes de su desembocadura en el río Ara-, con una primera parte en llano y una segunda que desciende “vertiginosamente” hasta Broto.

Salimos de Fragen, dejando la fuente, y tomamos una pista que nos llevó por la PR HU 126, por lo que durante todo el camino estuvimos acompañados de marcas blancas y amarillas. No hay pérdida.

Nada más comenzar aparece a nuestra derecha un ramal de la PR que va en dirección Oto y Yosa y que, de tomarla, nos llevaría en pocos minutos hasta unas pozas en las orillas del Sorrosal. Nosotros continuamos por la pista que va descendiendo ligeramente entre campos de hierba cortada.

Primer ramal que no cogemos.
En el siguiente cruce, por la izquierda
En pocos minutos alcanzamos una bifurcación de la PR. Son las dos opciones que acabo de menciona. Nosotros tomamos el camino de la derecha, marcado como "Broto por Camino del Pueyo" dejando el de la izquierda que se convierte en senda y baja a mayor velocidad.

Camino bien marcado
Seguimos por la pista

Esta excursión te da una sorpresa interesante. A medida que caminas, a tu izquierda, tras el Mondarruego, aparece la Falsa Brecha y el Dedo, a más de 2.800 metros de altura y límite con Francia. Parece mentira que lo podamos ver desde aquí. Obviamente, Aitana y Alberto están más preocupados por patrullar por la zona que por estas cosas de mayores.

La Falsa Brecha y el Dedo
Ellos pasan de la Falsa Brecha
El camino discurre sin sombras hasta que alcanzamos un pequeño pinar en el que nos adentramos, corriendo con Aitana y Alberto que tienen ganas de algo de acción. Aquí hay que estar atentos, pues el PR gira hacia la derecha tomando una senda y abandonando la pista. El quiebro está bien marcado con una cruz en un árbol que nos indica que no debemos continuar por allí y un par de señales muy visibles a la altura de la senda que nos dejó, en un par de minutos, en una magnífica pradera que llaman El Pueyo. Hasta aquí, media hora, incluidas fotos, flores, piedras y aventuras.
En los límites de la pradera, al fondo tal cual accedes a ella, nos asomamos a un cortado que nos permitió ver Broto desde lo alto y, un poco más a la derecha, el final de la vía ferrata que nos situó encima de la cascada del Sorrosal. Un lujazo apto para personas sin vertigo.

Broto desde lo alto
La casacada del Sorrosal casi sin agua

Aquí acaba la vía ferrata de la casacada
La pradera pedía bocadillo y jugar un rato, quitarnos las camisetas, correr y una guerra de piñas sin heridos.

Después de media hora, y mientras Mª José y Marga volvían a Fragen a por los coches, el núcleo duro de la expedición comenzó el descenso por una senda estrecha y empinada que discurría por un bosquete. Esta es la parte dura de la excursión que le provocó a Aitana una ampolla en el dedo pequeño de su pie izquierdo, su primera herida de guerra que lució con orgullo.

Iniciamos el descenso por la senda
Aitana y Alberto durante el descenso
con Broto a sus espaldas
Ya estamos llegando
Aitana quiere un polo que se ha portado bien
La salida a Fragen desde broto
Media hora de descenso que te deja en Broto en las puertas del bar 27, una tentación que Carlos y yo tuvimos que evitar. Y de nuevo el Mondarruego al fondo.

El Mondarruego siempre presente
Itinerario seguido, según croquis de www.torla.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada