jueves, 28 de abril de 2011

CIRCULAR POR LAS CASCADAS DE ORDESA

LAS CASCADAS DEL VALLE DE ORDESA

Miembros de la expedición

Aitana: 5 años... y medio.
Mª José y Jorge: Ese dato es irrelevante.



Aitana y Mª José.

Aitana y Jorge
 Datos técnicos


Distancia: 7 Km.
Tiempo: 4 horas.
Desnivel: 150 m.
Dificultad: Fácil.


Esta es una excursión circular bonita y fácil. No es muy dura para los niños y te permite caminar sin horario. Dejándonos llevar tardamos cuatro horas incluidas fotos, juegos, comida y casi siesta.
 
Salimos del Parking de Ordesa a eso de las 12:00 horas, en horario Aitana, y tomamos el desvío que nos manda a mano derecha hacia la senda de los cazadores -todavía cerrada en estas fechas- y que nos hará continuar por un precioso hayedo poco transitado -todo el mundo sigue la ruta normal-.
 
Aitana tenía claro el camino.
Paradas obligadas a tirar piedras en el río, escalar piedras, coger ramas, saltar charcos, perseguir mariposas..... Durante parte del camino, y viendo que el tramo de más pendiente, iba a ser un "problema", le conté la historia del hada Blanca de Ordesa, responsable de que el verano llegara al valle. En un momento de la historia aparacen dos hayas que se dan un beso.... ¡y las encontranos, qué casualidad!.

Las dos hayas de la historia.
El camino es fácil y tan sólo hay un par de tramos con pendiente. El primero acaba en el Mirador del Bucardo que te ofrece una bonita vista de la primera cascada, la de Arripas. No sé si saltándome alguna norma, nos salimos del camino y nos pusimos a comer, justo encima de la cascada.

Cascada d Arripas.
Nos tomamos un bocata de nivel 10 y "casi" nos acabamos durmiendo al sol. De hecho Aitana lo intentó con mucho interés.
 
A partir de aquí, cruzando el río, comenzamos la segunda pendiente del día que nos lleva hasta la entrada de los dos senderos que nos dejarán en la cascada de la Cueva y la cascada del Estrecho, punto final de la excursión.
 

La cascada de la Cueva.
La cascada del estrecho.
La expedición al completo.
Haciendo un cálculo conservador, creo que hasta este punto se puede llegar sin prisas en menos de dos horas. A nosotros nos costó algo más. Pero creo que el recorrido bien merece el recrearse en el camino.
 
La bajada la iniciamos por el camino "habitual" del valle, por su margen derecha. Nos cruzamos a muchos... todos los visitantes del parque. Nosotros a nuestra marcha.

Aitana encontró su caballo.
A las 16:00 llegamos al Parking. Aitana estaba cansada. Habian sido siete kilómetros de marcha. No podía más. Pedía clemencia, un polo Drácula..... y su cuerda para saltar:
 
-Papá, saltar a la cuerda no cansa.
 
¡Ah!. Pues no cansa.
 
Fue un fantástico día de sol con mi hija.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada