lunes, 8 de agosto de 2011

VACACIONES 2011: Lagos de Panticosa

IBONES DE PANTICOSA:
ASNOS Y SABOCOS



Miembros de la Expedición: Aitana, Mª José y Jorge.
Desnivel: 245 mts.
Tiempo: 3 horas ida y vuelta.

Hemos vuelto de la Toscana y necesitamos caminar un poco. Tampoco vamos a matarnos pero hay que estirar las piernas. Nos decidimos por dar una vuela por los ibones de Panticosa para acabar en el mirador de los valles, así que cogemos el coche y nos acercamos hasta el funicular de la estación de esquí de Panticosa.

Tomar el funicular hasta el Puntal de los Petros -1.865 mts- nos costó 40 € incluido el depósito por las tarjetas. En cinco minutos ganas un desnivel de 700 metros y bajas en las pistas de la estación de esquí. De allí, se toma la pista forestal de discurre por la loma que queda justo enfrente. Una subida tranquila y bien señalizada.

Las peores son las primeras rampas.
Aitana se queja.

 Para allá vamos.

 Y luego al mirador.

 Ibón de los Asnos

Al ibón de los Asnos nos costó llegar poco más de una hora, subiendo tranquilamente y sin prisas. Allí almorzamos y estuvimos viendo como pastaba un rebaño de vacas y de caballos.

A nuestras derecha aparecía el Cuello del Bazuelo -2.110 mts-, y como era temprano, para allá que nos fuimos. A descubrir nuevos paisajes.

En el Cuello del Bazuelo
con la Sierra Telera al fondo.

Y probando las ganas de caminar de Aitana le propuse subir hasta el Pico Mandilar -2.211 mts-, y como dijo que sí, enfilamos inmediatamente una loma de hierba que nos llevo en pocos minutos a la cima. Digamos que ésta será, oficialmente su primera cima. Un dosmil..... tiembla Edurne, que llega Aitana.

 Cima.

Ahora sí. Cima con sonrisa.

El pico Mandilar tiene un fantástico mirador desde el que se ve todo el valle de Tena, además de las grandes montañas. Pero Aitana no quería ver montañas, quería volver a almorzar, así que nos sentamos y nos tomamos otro tentenpié.

Al poco tomamos el camino de vuelta, ya por la pista forestal. Nos acercamos un momento al ibón de Sabocos, desde donde vimos el final de una de nuestras salidas de raquetas por la Ripera, y continuamos la bajada

 Ibón de Sabocos.

 Si no se saca esta foto le da algo.

Llegamos casi a las 5 de la tarde, poco antes de que cerraran el telecabina y decidimos hacernos una cervecita y unas bravas en la plaza de Panticosa. Aitana votó a favor.

 Una buena manera de descansar.

 Cada uno en la postura más hergonómica.

Salida muy entretenida, sin dificultad alguna, circular y corta, perfecta para pasar una mañana y primer dosmil oficial de Aitana. Fantástico.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada