lunes, 8 de agosto de 2011

VACACIONES 2011: La Toscana

LA TOSCANA


Pues allá que nos hemos ido quince días. Más de 1.000 fotografías que resumo en unas cuantas menos.

Por poner un ejemplo.

Pisa y su torre.

 Florencia y el Duomo.

 Florencia y el Jabalí de la Piazza del Mercato Nuovo.
Si se cumple la leyenda, volveremos.

Florencia y la Piazza de la Signora.
Aitana se ríe.... de la japonesa, por supuesto, no del nene desnudo

Si hay que estudiar, se estudia.

 Paseando por San Gimigniano.

 San Gimigniano desde la torre.

Jugando por San Gimigniano.

Un día de visita, un día de relax,
un día de visita, un día de relax.
Era un trato que había que cumplir.

 Playa y piscina.
Una escena de los vigilantes de la playa.

En Valencia no hay puestas de sol en el mar.
Aquí sí. Había que verlas.

 Lucca y su torre con encinas.

Esto sí que es una megapizza.

Plaza del Campo de Siena
y su "famosa cerveza alemana".

 Aitana, una guiri más.

Guerra de fotos.

 Pitigliano y sus casas colgadas.

 Los motocarros tuneados de Pitigliano.

Un baño en en las termas de Saturnia
con sus famosas aguas sulfurosas.
La cara de Aitana lo dice todo.

 Autofoto en Piombino.

 Capuchino gigante que llamaban capuchiato o algo así.

Aitana haciendo deberes.

Las vacaciones pasaron volando. Quince días de relax viendo la Toscana sin muchas pretensiones, pero disfrutando de la una zona espectacular. Quizás lo peor fue la comida. Increible pero cierto. El café y los panini, de lujo. Los italianos.... pues son italianos. Las carreteras y autopistas de pena. La circulación caótica por no decir peligrosa. El nivel de vida caro. El diesel a 1'599 €.

A la vuelta pasamos por Carcassonne. Muy, muy bonita pero con centenares, miles o incluso millones de personas.

Carcassonne: 15º a las 4 de la tarde.

Y así acabaron nuestras vacaciones en la Toscana, volviendo a Broto a reciclarnos después de tanta pasta y tanta pizza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada